Red Hat presenta la nueva versión de Openstack.

Construido sobre la versión «Newton» de la comunidad OpenStack, Red Hat OpenStack Platform 10 ofrece una interfaz de usuario actualizada, funciones personalizables y soporte ampliado.

Red Hat ha anunciado la disponibilidad de Red Hat OpenStack Platform 10, su solución cloud de infraestructura como servicio (IaaS), basada en la versión ‘Newton’ de la comunidad OpenStack. Red Hat OpenStack Platform 10 incorpora nuevas funciones para aumentar la escalabilidad del sistema, facilitan la administración de la infraestructura y mejoran la orquestación, al tiempo que mejoran el rendimiento de la red y la seguridad de la plataforma. Además, Red Hat OpenStack Platform 10 introduce un nuevo ciclo de vida del software, con soporte opcional hasta 5 años.

Cientos de empresas en España y en todo el mundo han apostado por Red Hat OpenStack Platform para desplegar sus plataformas de cloud híbrida o privada de misión crítica, incluyendo nombres como BBVA; Cambridge University; FICO; NASA’s Jet Propulsion Laboratory; Paddy Power Betfair; Produban; Swisscom; UKCloud; o Verizon.

Red Hat OpenStack Platform 10 quiere ofrecerse como una plataforma cloud basada en Red Hat Enterprise Linux. El objetivo, proporcionar agilidad para escalar y satisfacer más rápidamente las demandas de los clientes sin comprometer la disponibilidad, el rendimiento o los requisitos de seguridad de TI. Red Hat OpenStack Platform incluye además Red Hat CloudForms, una plataforma de gestión y supervisión para la nube híbrida que permite supervisar no sólo los componentes de infraestructura de OpenStack, sino también las cargas de trabajo que se ejecutan en una nube OpenStack dada. Además, incluye 64 TB de almacenamiento de con Red Hat Ceph Storage.

Nuevas mejoras y actualizaciones

• Una experiencia de usuario más sencilla gracias a una interfaz gráfica de usuario (GUI) más fácil de usar que reduce las complejidades de instalación y gestión.

• Mejoras de flexibilidad para una mayor escalabilidad mediante la introducción de servicios personalizables y funciones de administración mediante el director de Red Hat OpenStack Platform.

• Mayor seguridad de los datos gracias a nuevas mejoras de seguridad, como la mejora de la alta disponibilidad (HA) para despliegues a gran escala.

• El rendimiento mejorado de las cargas de trabajo intensivas en red a través del nuevo componente DPDK de Open vSwitch y la virtualización de entrada / salida de una sola raíz (SR-IOV), resulta en un rendimiento de red comparable al baremetal.

• Nuevo programa de certificación de hardware «ready state», basado en OpenStack Ironic.

Las versiones Long Life de la Plataforma Red Hat OpenStack se ofrecerán cada tres lanzamientos, empezando con Red Hat OpenStack Platform 10. Entre estas versiones, se incluirá un año de soporte del ciclo de vida.

Fuente: computing.es

 

Related posts

Leave a Comment